SENDERISMO INFANTIL:
NAVAL – ERMITA DE SANTA QUITERIA – NAVAL

El 28 de diciembre dentro del marco de la feria infantil de Zagalandia tuvo lugar la última salida del senderismo infantil de este año 2010 organizada por Montañeros de Aragón Barbastro en colaboración con la Comarca de Somontano y el Ayuntamiento de Naval.

En esta ocasión, el senderismo se trasladó hasta la localidad de Naval. La mañana se presentó fría pero soleada. La caminata arrancó desde la Plaza Mayor para discurrir por el Camino la Sal. Este camino discurre por las orillas del río Llastre y por un soto de ribera. La noche anterior fue fría lo que propició que algunas de las zonas del río estuviesen heladas.
La siguiente parada fue el Salinar de la Rolda. Toda la historia de Naval ha ido emparejada a la de sus salinas. Estos salinares, con pequeñas modificaciones, han venido conservando su tradicional sistema productivo hasta la hace una década. Sobre la salina se alza un mirador, donde aprovechamos para almorzar al sol.
Desde allí los senderistas se dirigieron por una empinada cuesta a la ermita de Santa Quiteria que corona un altozano, junto a los restos del castillo de Piedra Pisada. Según algunas fuentes su origen se remonta a la época de la conquista, cuando los cristianos edificarían junto al antiguo castillo árabe una iglesia románica, que sufriría múltiples modificaciones hasta convertirse en la actual ermita.
Desde el Tozal de Santa Quiteria pudimos disfrutar de espléndidas vistas sobre el monte de Naval, el río y la sierra de Arbe. La panorámica ganó en espectacularidad cuando trepamos al risco rocoso donde estaba el castillo. Durante todo el recorrido nos acompañó un guía de excepción: José Antonio Orús, natural de Naval y experto conocedor de todos sus rincones.

De regreso al pueblo, paseamos por su curioso casco urbano. El caserío, que se ordena en calles paralelas, configura un entorno urbano de los más hermosos y mejor conservados del Somontano. Las calles y casas se adaptan a la pendiente, por lo que existen acusados desniveles entre las calles y se encuentran alturas inusuales en el Somontano, de 3 y hasta 4 pisos. El barrio más emblemático es el más antiguo, el de Cotón, cuyo trazado tiene un particular encanto. Algunas casas vuelan sobre la calle formando pasadizos; sus calles son sinuosas y se van quebrando a cada esquina, lo que le aporta un cierto carácter defensivo y aire medieval. En ocasiones los aleros de los tejados casi tocan debido a la angostura de las calles.
La jornada senderista terminó con una chocolatada ofrecida por el Ayuntamiento de Naval para todos los asistentes. La temporada de senderismo que volverá a arrancar a finales de marzo con la travesía Jabierre-Olsón.