Juan José Omella será pregonero de la Semana Santa
jueves, 19 de febrero de 2009 - Diario del ALto Aragón

Milián hará lo propio en Caspe y Damián Iguacen hablará en cuaresma en San Francisco de Asís

Juan Jose Omella - Img. Diario del Alto Aragón
Tres obispos relacionados con la diócesis de Barbastro-Monzón serán protagonistas de la próxima Semana Santa. Juan José Omella, actual prelado de la diócesis Calahorra, La Calzada y Logroño será el pregonero de la Semana Santa de Barbastro, tras aceptar la invitación de la Junta Coordinadora de Cofradías, que preside Jesús Salamero. Por otra parte, Alfonso Milián será el pregonero de la Semana Santa de Caspe y el prelado oscense Damián Iguacen, que fue obispo de Barbastro (1970-1974) antes del traslado a Tenerife, dirigirá las charlas cuaresmales en la iglesia de San Francisco de Asís.

Omella fue ecónomo de Langa del Castillo, encargado de Villaroya del Campo, Mainar, Villadoz y Torralvilla, coadjutor en Alcañiz, pasó un tiempo en la diócesis africana de Buina y al regreso a Zaragoza fue párroco en Castelserás, Torrecilla de Alcañiz y Calanda, responsabilidades previas a la de Vicario Episcopal en Zaragoza. El 15 de 1996 fue nombrado Obispo Auxiliar de Zaragoza y el 16 de octubre de 1999 fue designado para ocupar la Silla Episcopal de Barbastro-Monzón.

El año 2002 consagró la nueva Iglesia de la Parroquia de San José, dedicada a San Josemaría Escrivá, y ese mismo año el Papa Juan Pablo II le nombró Administrador Apostólico de Huesca y Jaca, cargos que desempeñó hasta diciembre de 2003. El 8 de abril de 2004 fue nombrado Obispo para las diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.

En la Conferencia Episcopal Española es delegado nacional de Manos Unidas y miembro de las Comisiones de Apostolado Social y de Relaciones Interconfesionales. En la historia reciente del Pregón de Semana de Barbastro releva a Fernando García Vicente, Justicia de Aragón, que lo pronunció el año pasado.

Alfonso Milián sucedió a su buen amigo Omella al frente de la diócesis de Barbastro-Monzón el 11 de noviembre de 2004. Ha desempeñado diferentes cargos pastorales en la archidiócesis de Zaragoza hasta que el 9 de noviembre de 2000 fue nombrado obispo auxiliar del Arzobispo de Zaragoza. Ambos prelados son turolenses y siguen trayectorias similares en cuanto a responsabilidades en la Iglesia. En el organigrama de la Conferencia Episcopal es responsable nacional de Cáritas Española.

Damián Iguacen Borau fue obispo de la diócesis de Barbastro desde 1970 a 1974 y actualmente es obispo emérito de Tenerife. En su trayectoria fue párroco de Ibieca, Torla, Linás de Broto, Alcalá del Obispo, Fañanás, Vicién, Barbuñales, Tardienta y Torralba de Aragón; coadjutor de la parroquia de Santa Engracia (Zaragoza), en el ámbito diocesano de Huesca dejó una profunda huella pastoral en la Basílica de San Lorenzo, ingresó en el Cabildo, fue Vicario de Pastoral, recibió la Medalla de Oro de la ciudad en 1979 y se le nombró Hijo Adoptivo de Huesca.

El 10 de agosto de 1970, fiesta de San Lorenzo, fue nombrado obispo de Barbastro donde realizó una gran labor en beneficio de la supervivencia y ampliación del Obispado. En su pontificado consagró la nueva iglesia de Castejón de Sos y la nueva capilla en la casa de las Hermanitas en Barbastro. Es autor de numerosos trabajos y en octubre de 1974 fue nombrado obispo de Teruel y Administrador Apostólico de Albarracín. La diócesis de Tenerife fue su último destino, antes de regresar a Huesca donde reside.

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.